Fripan
La compañía ha añadido al complejo una tercera línea producción de Saint Honoré, su gama de pan más tradicional.

Europastry apuesta por el crecimiento de su planta ubicada en Paterna (Valencia), con una inversión total de 10 millones de euros. La planta amplía sus dos almacenes e incorpora una tercera línea de elaboración de la gama de panes tradicionales Saint Honoré. Esta nueva instalación supone la creación de 30 nuevos puestos de trabajo.

La planta de Paterna está especializada en la elaboración de panes Saint Honoré, la nueva gama de pan más tradicional de la compañía. La nueva línea destaca por su diseño, que emula los procesos tradicionales de elaboración de pan artesano junto con la tecnología más avanzada. Esta tecnología puntera combina a la perfección con el trabajo artesanal en el boleado, corte y entablado de las piezas, así como con los largos tiempos de amasado, fermentación y reposo, que hacen que la gama Saint Honoré tenga una calidad superior.

Asimismo, todos los productos Saint Honoré están cocidos en suela de piedra y están elaborados utilizando los mejores ingredientes, 100% naturales, y masas madre únicas. De hecho, recientemente la masa madre Saint Honoré ha sido seleccionada para pasar a formar parte de la única la Biblioteca de Masas Madres del mundo, ubicada en las instalaciones de The Center for Bread Flavour, en Saint Vith (Bélgica).

Europastry, un líder sólido y en crecimiento

Europastry, líder nacional y quinto operador mundial del sector de masas congeladas, ha demostrado, una vez más, su solidez y capacidad de crecimiento con los resultados obtenidos en 2017. La compañía cerró el ejercicio con una facturación consolidada de 600 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior; mientras que el EBITDA alcanzó los 95 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 6%.

El ejercicio anterior fue especialmente activo en el plano corporativo con la adquisición, en julio, del 60% del grupo gallego Ingapan, presente en 19 países y con una plantilla de 450 empleados; y con la toma del control, en septiembre, de la compañía chilena Crandon, una apuesta estratégica para seguir creciendo en el mercado latinoamericano.

Ambas operaciones contribuyen a la estrategia de innovación e internacionalización del grupo y su apuesta por la tecnología; además de ampliar su porfolio de productos y fortalecer las redes de distribución, tanto nacionales como internacionales. Con ello, se refuerza el compromiso de Europastry hacia la mejora continua, la calidad y la innovación constante en nuevos productos.

← Volver

//